thumbnail

Beethoven

Frases celebres 
"Nada resulta más insoportable que tener que admitirse a uno mismo los propios errores".
"La música es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía".
"Recomendad a vuestros niños la virtud; solo eso, y no el dinero, puede hacerles felices".
"Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo".
"La música es el vino que inspira nuevas creaciones y yo soy Baco que prensa este delicioso vino para los hombres y los embriaga espiritualmente".
"La arquitectura es una música de piedras; y la música, una arquitectura de sonidos".
"Música es el mediador entre la vida espiritual y la vida sensual".
"Hay momentos en que me parece que el lenguaje no sirve todavía absolutamente para nada".
"Esto solamente puede decirse con el piano".
Ludwig van Beethoven  
(Bonn, 16 de diciembre de 1770 -Viena, 26 de marzo de 1827) fue un compositor, director de orquesta y pianista alemán.  Su legado musical abarca, cronológicamente, desde el período clásico hasta inicios del romanticismo musical. 
Es uno de los compositores más importantes de la historia de la música y su legado ha influido de forma decisiva en la música posterior.

Considerado el último gran representante del clasicismo vienés (después de Christoph Willibald Gluck, Joseph Haydn y Wolfgang Amadeus Mozart), Beethoven consiguió hacer trascender la música del romanticismo, influyendo en diversidad de obras musicales del siglo XIX. Su arte se expresó en numerosos géneros y aunque las sinfonías fueron la fuente principal de su popularidad internacional, su impacto resultó ser principalmente significativo en sus obras para piano y música de cámara.


Su producción incluye los géneros pianísticos (treinta y dos sonatas para piano), de cámara (dieciséis cuartetos de cuerda, siete tríos, diez sonatas para violín y piano), vocal (lieder, dos misas y una ópera: Fidelio), concertante (cinco conciertos para piano y orquesta, uno para violín y orquesta) y orquestal (nueve sinfonías, oberturas, etc.), entre las que se encuentra el ciclo de las Nueve sinfonías, incluyendo la Tercera sinfonía, también llamada en castellano Heroica,3 en mi♭ mayor, la Quinta sinfonía, en do menor y la Novena sinfonía, en re menor (cuyo cuarto movimiento está basado en la Oda a la Alegría, escrita por Friedrich von Schiller en 1785).